Joven monitor ambiental fallece tras emboscada de invasores en su territorio

El monitor ambiental Cristian Javá, joven indígena urarina de la comunidad nativa La Petrolera, quebrada del Patoyacu (afluente del Chambira), falleció este 17 de abril debido a un ataque por armas de fuego de invasores que se encontraban en el territorio de la comunidad.

PUINAMUDT 18/04/19.- Según informó la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pedro de Tipishca (ACODECOSPAT), organización indígena que agrupa a 64 comunidades kukama y urarina de las cuencas del Marañón, Chambira y Patoyacu, el 17 de abril una delegación de comuneros de La Petrolera se dirigió a una zona dentro de su territorio comunal que había sido invadida para retomar poseción de ella. Sin embargo, los invasores prepararon una emboscada, donde perdió la vida el monitor Java y quedaron heridas cinco personas: el apu de la comunidad, Robles Pisco Torres, y los comuneros Weyder Java Rios, Royer Garcia Yuimachi, Andres Sandi Taricuarima y Angel Ocmin Flores.

Según testimonios de los comuneros, los invasores desde hace meses amenazaban a la población de La Petrolera; e incluso estaban impidiendo con amenazas labores de remediación ambiental y vigilancia en zonas cercanas a sus asentamientos. Esto ya habría sido denunciado ante la Fiscalía de Nauta, pero ninguna acción fue tomada por dicha institución.

Apu Robles Pisco participando de la actividad por Navidad en la CN La Petrolera

La federación informa que, tras los problemas para la evacuación de los heridos en helicoptero, debido al mal tiempo, lograron coordinar, a través de la empresa Pluspetrol Norte (actual operadora del Lote 8), la llegada de una hidroambulancia de la Clínica Tucunaré para su posterior traslado a la ciudad de Iquitos. En la mañana de hoy, 18 de abril, los heridos llegaron al hospital de Iquitos, donde el apu Pisco fue sometido a cirugía. El estado de salud de todos es estable por el momento.

Estos trágicos sucesos dan cuenta del grado de vulnerabilidad en que se encuentran los defensores y defensoras del territorio amazónico en Perú, donde no sólo la actividad petrolera es una amenaza contra sus vidas. De hecho, la federación ACODECOSPAT denuncia que las invasiones a los territorios comunales en el Chambira y Patoyacu responden a intereses económicos de personas que acuerdan con la empresa y el Estado la implementación de proyectos de «desarrollo» (como sistemas de saneamiento) para poder lucrar a través de ellos. A su vez, señalan que la desconfianza de las comunidades nativas hacia personas que invaden sus territorios se debe a los derrames que son ocasionados por ataques al oleoducto y que están directamente relacionados a los intereses de empresas de remediación.

La Defensoría del Pueblo ha exigido a la Fiscalía esclarecer estos hechos de violencia e investigar la muerte de Cristian Javá, aunque se equivoca al referir estos eventos al conflicto que hoy está latente entre la Pluspetrol y una plataforma de indígenas y no indígenas en el distrito de Trompeteros. Sobre ello, ACODECOSPAT aclara que los sucesos no tienen ninguna relación con dicha medida de lucha.