apus_anajara2
“Usted es la tercera premier que estamos conociendo, qué pues no vamos a dudar”
15 septiembre, 2014

Ante Primera Ministra Ana Jara, los apus de las federaciones FECONACO, ACODECOSPAT, FECONAT y FEDIQUEP ratificaron sus exigencias y reclamaron presupuesto destinado a la solución sus principales demandas PUINAMUDT, 15/09/2014.- La reunión que sostuvieron los presidentes de las federaciones indígenas de los ríos Corrientes, Marañón, Tigre y Pastaza con la primera ministra Ana Jara, trató …

apus_anajara

Premier Ana Jara saluda a apu achuar de la cuenca del Corrientes.

Ante Primera Ministra Ana Jara, los apus de las federaciones FECONACO, ACODECOSPAT, FECONAT y FEDIQUEP ratificaron sus exigencias y reclamaron presupuesto destinado a la solución sus principales demandas

PUINAMUDT, 15/09/2014.- La reunión que sostuvieron los presidentes de las federaciones indígenas de los ríos Corrientes, Marañón, Tigre y Pastaza con la primera ministra Ana Jara, trató de las afectaciones generadas por las actividades petroleras de los Lotes 1AB y 8, operados por Pluspetol, y de los avances de la Comisión Multisectorial 119-2014-PCM.

“El pueblo no vive de palabras, el pueblo no vive de papeles”, dijo a la premier el apu Carlos Sandi, presidente de FECONACO. El tiempo de diálogo con el Estado ha llegado a un momento de necesarias definiciones, frente a la falta de voluntad política manifiesta en la comisión, los apus reclaman decisión de la máxima autoridad.

En tres años de diálogo entre el Estado y las comunidades de las 4 cuencas, se han dado 4 emergencias ambientales inconclusas, 1 emergencia sanitaria actualmente en progreso y más de 20 monitores ambientales; han pasado 2 premieres, 1 comisión multisectorial y una más que aún está vigente. Como exigen los indígenas, el Estado debe llegar a soluciones cuanto antes.

Según informes públicos la zona está contaminada, y también se sabe de la vulneración histórica de derechos cometida por un Estado ausente y promotor de la extracción petrolera. No caben pretextos: “todo está en las manos de ustedes [los representantes del Estado], si ponen realmente esa mano, creo que no va a demorar esto”, le indicó el apu Aurelio Chino, de FEDIQUEP, a la premier Ana Jara.

Ante la jefa máxima de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), la principal exigencia de los apus de FECONACO, ACODECOSPAT, FECONAT y FEDIQUEP fue la designación de un presupuesto para implementar soluciones a los problemas ambientales y sociales.

“Queremos saber también cuánto es la cantidad que se va invertir”, exigió el apu de FECONAT, Emerson Sandi. Sin embargo, aunque suene descabellado, el Estado no otorgó un presupuesto especial a la Comisión Multisectorial 119-2014-PCM, actual responsable de garantizar medidas de solución a la problemática histórica de contaminación petrolera en las 4 cuencas.

El apu Alfonso López, presidente de ACODECOSPAT, recordó a la premier Ana Jara: “Los derechos no se mendigan y la vida no es negociable”, “el Estado debe garantizarnos el respeto de nuestros derechos”.

Fue una ronda larga de apus hablando a primera ministra, en ella expresaron su desconfianza y la realidad que viven sus territorios: “Una cosa es hablar desde la oficina, y otra desde el lugar de los hechos”; “Esa es la desconfianza que está generando el país con nosotros”; “La actividad petrolera ha significado empobrecimiento, destrucción, enfermedades y muerte”; dijeron los apus.

Vladimiro Huaroc, de la ONDS, durante la reunión.

Vladimiro Huaroc, de la ONDS, durante la reunión.

Un Estado sin credibilidad

Vladimiro Huaroc, jefe de la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) de la PCM, enfatizó también el mismo asunto: “en los últimos meses hemos notado que la desconfianza se ha incrementado”. Y agregó, “eso es peligroso”, a sabiendas de lo que pone en juego el Estado de no satisfacer las expectativas de las comunidades. En menos de un año vence la concesión del lote 1AB y tienen que ser expuesto a una nueva licitación, previo proceso de Consulta.

La desconfianza no es para menos. La congresista Marisol Pérez Tello, presente también en la reunión, resumió la línea histórica del diálogo entre indígenas y el Estado: “Las demandas que escuchamos hoy, son las mismas de hace meses, las mismas de hace un año y las mimas demandas de hace tres años, y de años anteriores”, recalcó la congresista.

El Ministro de Energía y Minas (MINEM), Eleodoro Mayorga, participó pocos minutos de la reunión; pero precisó algunas cosas: que “la vida moderna genera desperdicios”, que “el agua que baja del Ecuador ya viene contaminada, con desechos orgánicos, metales pesados”, o que hay que dar “facilidades a proyectos que se vienen retrasando en la zona”. Evidentemente, la poca disposición del titular del MINEM no cayó bien en los apus indígenas.

Otro actor mencionado fue el Gobierno Regional de Loreto (GOREL). Sobre la autoridad regional, Vladimiro Huaroc de la ONDS dijo que es “un actor muy importante en la mesa que no asume ninguna responsabilidad”.

Pero al inicio de sus intervenciones Huaroc ya había señalado lo que denominó el “fondo” del problema: “Este proceso tiene que ser reforzado necesariamente con la asignación de recursos para atender las demandas que han señalado los dirigentes”. Y agregó “ellos tienen absoluta razón cuando dicen que el Estado tiene que solucionar sus demandas”.

Compromiso de la Premier

Una vez que tomó la palabra, la premier pidió a los apus: “Necesito que sigan confiando en el Estado, que hay un compromiso de solucionar problemas”. Jara se comprometió además a tomar la problemática de la 4 cuatro cuencas como un punto a “priorizar”.

Finalmente, asumió un especial compromiso sobre la titulación de sus comunidades. “Me voy a poner a trabajar el tema de la titulación de forma expedita, también quisiera ir a la zona”. Anunció además que devolverá la visita a los apus, en sus respectivos territorios de las cuencas de los ríos Corrientes, Marañón, Tigre y Pastaza.

Respecto a la asignación de presupuesto, los funcionarios de Estado presentes asumieron el compromiso de elaborar una cuadro de asignaciones la cual sería evaluada en una comisión ejecutiva al interior de la Comisión Multisectorial.

 

 

Compartir