POAN-REMEDIACION-2-SDARC-11512728-Noticia-835775
Se inicia la remediación de lugares impactados por actividad petrolera
3 enero, 2017

Loreto. Trabajo preparatorio empezará en enero. Son más de dos mil sitios contaminados. Se estima que la restauración costará US$ 1.000 millones y solo se cuenta con S/ 50 millones. Escribe: Elizabeth Prado La República, 2/1/2017.- Faltaba el reglamento de la Ley Nº 30321, que crea el Fondo de Remediación Ambiental, para dar inicio al …

Loreto. Trabajo preparatorio empezará en enero. Son más de dos mil sitios contaminados. Se estima que la restauración costará US$ 1.000 millones y solo se cuenta con S/ 50 millones.

Escribe: Elizabeth Prado

La República, 2/1/2017.- Faltaba el reglamento de la Ley Nº 30321, que crea el Fondo de Remediación Ambiental, para dar inicio al proceso de descontaminación de los 2 mil 181 lugares identificados por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) en el Lote 192, el cual abarca tres cuencas hídricas loretanas.

Hace una semana, el Ministerio de Energía y Minas y el Ministerio del Ambiente aprobaron la norma que fue discutida a lo largo de ocho meses por los presidentes de las federaciones indígenas de las cuencas del Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón, con diversos sectores del Ejecutivo.

Con esta herramienta legislativa en la mano, las acciones preparatorias se iniciarán este mes de enero. El primer paso que indica el reglamento es la elaboración del Plan de Rehabilitación, el mismo que debe estar concluido antes de finalizar el año 2017.

Se trata de pozos abandonados, instalaciones de equipos inactivos, residuos industriales, además de suelos, sedimentos y aguas superficiales impactados.

“Hay que hacer las pruebas, ver qué tipo de contaminación existe, para determinar el tipo de remediación que se necesita”, explicó Julia Justo, directora del Fondo Nacional del Ambiente (Fonam) que lleva la batuta de la remediación.

De los 2.181 lugares contaminados en el Lote 192, las organizaciones indígenas, que también participan en la administración del Fonam, han priorizado los 32 sitios donde se ejecutará la remediación con los recursos del fondo semilla de 50 millones de soles asignados por el Estado. Siete de estos lugares están ubicados en la cuenca del Pastaza, 13 en Corrientes y 12 en la cuenca del Tigre.

Más recursos

“El trabajo continúa y ahora con la aplicación del reglamento a las acciones específicas de la remediación en los 32 sitios impactados. Desde luego, se podrán sumar otros sitios más porque los hay, pero se requerirán mayores aportes de recursos financieros”, precisó Julia Justo.

A solicitud de las federaciones indígenas, la organización internacional E-Tech hizo una estimación de lo que costaría la remediación ambiental en todo el Lote 192. El cálculo fue de mil millones de dólares, teniendo en cuenta lo que pagó una empresa en Nigeria para rehabilitar un área devastada similar al lote peruano.

Tras conocer este dato y sabiendo que el fondo semilla para la remediación es de solo 50 millones de soles, en la tercera sesión de la Junta de Administración del Fondo de Contingencia los indígenas adoptaron una posición “realista” y determinaron 32 lugares como de urgente atención por estar destruyendo sus vidas. Se trata de botaderos de residuos sólidos y sitios mal remediados como es el caso de la laguna Ushpayacu.

Valor del reglamento

Mario Zúñiga, asesor de las federaciones indígenas amazónicas, refirió que el reglamento de la Ley 30321 establece quién es el responsable de ejecutar la remediación (Fonam) y también señala funciones claves: quién identifica, quién aprueba los planes de remediación y quiénes son los que vigilan que se cumpla.

“Los términos de referencia para realizar los estudios del Plan de Remediación y de la propia remediación se elaboran de acuerdo con las organizaciones indígenas y la Junta de Administración. Nunca antes los indígenas han decidido sobre TDR en ningún caso. Ahora están junto con el Estado tomando decisiones. Es otro de los aportes”, anotó.

Artículo en Diario La República.

Artículo en Diario La República.

Compartir