lavado_w
10 best place for wildlife vs Río de petróleo en Loreto: Dos caras de la Reserva Nacional Pacaya Samiria
27 enero, 2015

10best_pacaysamiria

Un breve recuento de derrames de lo últimos petróleo que afectan a la Reserva Nacional Pacaya Samiria, recién nominada como uno de los mejores lugares en el mundo para la fauna silvestre.

PUINAMUDT, 27/01/2015.- Un reciente reportaje realizado por la periodista Rocío Hurtado, de la Revista Ideele, sobre los últimos derrames de petróleo en la cuenca del Marañón, en zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Pacaya Samiria (RSNP), y las malas prácticas de la empresa nacional de hidrocarburos Petroperú, contrasta con la reciente nominación de la gran reserva nacional como  uno de los “10 mejores lugares para la vida silvestre en el mundo”.

“En menos de medio año se produjeron dos derrames de crudo del Oleoducto Norperuano cerca de la Reserva Nacional Pacaya Samiria”, empieza el reportaje de Hurtado.  El primer derrame ocurrió en junio, en territorio de la comunidad kukama Cuninico; fueron más de 2 mil barriles de petróleo vertido. El segundo fue en noviembre, ahora en la comunidad kukama San Pedro del Marañón, y las cifras “oficiales” indican que fueron más de 3 mil barriles de crudo. En ambos casos fue el Oleoducto Norperuano fue el epicentro de los derrames.

No es la primera vez que ocurren derrames al interior o en las inmediaciones de la Reserva Pacaya Samiria. Ya en en el año 2000 se derramaron  5 mil barriles de petróleo en el mismo río Marañón, regente de la reserva; y en el 2010 se derramaron más de 500 barriles barriles en la misma zona, frente a la estación petrolera de Petroperú y la empresa privada Pluspetrol, en territorio de la comunidad San José de Saramuro.

Tareas de remediación, al fondo el guardaparque de la RN Pacaya Samiria. Derrame en zona del oleoducto, 4 de diciembre de 2013. Foto proporcionada por Acodecospat.

Tareas de remediación, al fondo el guardaparque de la RN Pacaya Samiria. Derrame en zona del oleoducto, 4 de diciembre de 2013. Foto proporcionada por Acodecospat.

Asimismo, al interior de la misma Reserva Pacaya Samiria, el Lote 8x operado por la empresa argentina Pluspetrol esconde una de las área impactadas con petróleo más grandes de la Amazonía peruana. Verdaderas lagunas se esconden bajo sembríos de totora. Los índices de contaminación por petróleo en esas lagunas son altísimos, según las autoridades ambientales que ingresaron en octubre de 2013.

Y aún más, en diciembre del mismo años hubo un derrame de petróleo al interior de la Reserva Pacaya Samiria, nuevamente responsabilidad de Pluspetrol. Los impactos causaron un desastre, además de una tardía reacción de la emrpesa.

Con más de 2 millones de hectáreas, más de 900 especies de plantas silvestres y cerca de 500 especies de aves, entre otros, la riqueza biótica de la Reserva Nacional Pacaya Samiria es incalculable, y su complejo de sistemas ecológicos y humedales la hacen además altamente vulnerable. Asimismo, su valor patrimonial amazónico es muy preciado; algunos la han llegado a denominar como el Machu Picchu de Loreto.

La protección que ejerce el Estado peruano sobre esta verdadera maravilla natural no es la mejor. Los hechos recientes vinculados sólo a la extracción de hidrocarburos (además hay casos de madereros informales y pesca indiscriminada), demuestran las grandes limitaciones de las autoridades ambientales para proteger un santuario de la vida en nuestro país.

 

Compartir