fediquep parte alta
PRONUNCIAMIENTO: FEDERACIÓN INDÍGENA QUECHUA DEL PASTAZA
17 septiembre, 2016

PRONUNCIAMIENTO La Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP) se pronuncia como representante de un sector del pueblo Indígena (pueblo Quechua del Pastaza) ante los hechos que se suscitan con motivo de las protestas en el Lote 8 y el Marañón. La FEDIQUEP es consciente de la necesidad de los pueblos indígenas a movilizarse como instrumento …

PRONUNCIAMIENTO

La Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP) se pronuncia como representante de un sector del pueblo Indígena (pueblo Quechua del Pastaza) ante los hechos que se suscitan con motivo de las protestas en el Lote 8 y el Marañón.

La FEDIQUEP es consciente de la necesidad de los pueblos indígenas a movilizarse como instrumento para la defensa de nuestros derechos, los cuales fueron y continúan siendo violados. Por ello respetamos estas formas de exigencia a las cuales se ven obligados los pueblos para alcanzar acciones de atención y cumplimiento de obligaciones del Estado. Nos solidarizamos con las justas demandas de los pueblos.

Sin embargo, como hemos señalado en reiteradas oportunidades y es de conocimiento público, existen “organizaciones” que se arrogan la dirigencia de pueblos aun cuando en sus usuales prácticas demuestran una línea de acción pro-empresa o pro-estado, según convenga a intereses. Es el caso pues que en esta oportunidad este tipo de organizaciones han llamado a que se movilicen pueblos afectados por las terribles consecuencias de la actividad petrolera.

FEDIQUEP en conjunto con otras federaciones hermanas que conforman lo que se ha denominado la plataforma PUINAMUDT, que representa a cerca de 100 comunidades afectadas por la contaminación petrolera en las cuencas del Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón, han venido reclamando y exigiendo vía movilización, negociación y judicialización, la solución a los problemas profundos y estructurales consecuencia de la actividad petrolera, la cual está blindada por el marco de normas que bajo el plurito de “desarrollo” y “faciltar la inversión privada”, ahonda nuestra problemática.

Asimismo, la opinión pública debe conocer que en el caso de la cuenca Pastaza, las comunidades de FEDIQUEP no se encuentran movilizadas; este es el cado por ejemplo de la comunidad Nuevo Andoas. Tenemos conocimiento de que se ha usado falsamente el nombre de esa comunidad, vinculándola a protestas, paros e incluso supuestas toma de aeropuerto petrolero, el cual se encuentra en territorio de la comunidad. Manifestamos que esa información no es cierta: Cuando nuestro pueblo genera un tipo de acción de esa naturaleza lo hace de conocimiento público y con total transparencia.

Además, creemos que una medida de ese nivel, en este momento, no fortalece las negociaciones y, asimismo, no es estratégica porque la producción petrolera está paralizada y el aeropuerto no está en funcionamiento.

Esperamos que los hermanos que honestamente se han manifestado en esta lucha, alcancen objetivos de reinvindicación para estos pueblos y no concluya en una desmovilización para futuras luchas, las cuales prevemos que sucederán si es que el actual gobierno no asume los compromisos pactados y exige que se cumpla la ley tanto de consulta para la nueva conceción, se titule a las pueblos sin excluir territorios para favorecer a las empresas, o se remedie de manera real y en el menor tiempo posible nuestros territorios.

La situación en la Amazonía es crítica, el Estado debe hacerse responsable de inmediato. Reiteramos, si el actual gobierno no cumple los acuerdos concretos firmados con los apus de nuestras comunidades y no demuestra voluntad política suficiente para solucionar los severos impactos petroleros en los territorios y la población indígena (como por ejemplo la actual escasez de alimentos que padecen las comunidades de la parte alta del Pastaza), nuestro pueblo levantará sus lanzas y le enseñará nuevamente a trabajar al Estado.

¡VIVAN LA LUCHAS DE NUESTROS PUEBLOS! 

¡CUMPLIMIENTO A LOS ACUERDOS FIRMADO CON EL ESTADO PERUANO!

  

Compartir