FotoAndoasDiálogo_9 de junio
Petroperú asume responsabilidad por derrame de petróleo en río Pastaza y se compromete ante la población a dotar con agua, alimentos y medicinas a afectados
10 junio, 2018

Tras varios días de movilización y diálogo con autoridades de alto nivel, comunidades logran hacer escuchar sus reclamos PUINAMUDT, 10/6/2018.- Luego de quince días de ocurrir el derrame de petróleo en el Oleoducto Ramal Norte (ORN) de Petroperú, en su cruce por el río Pastaza, en el distrito de Andoas, y tras varios días de …

Tras varios días de movilización y diálogo con autoridades de alto nivel, comunidades logran hacer escuchar sus reclamos

PUINAMUDT, 10/6/2018.- Luego de quince días de ocurrir el derrame de petróleo en el Oleoducto Ramal Norte (ORN) de Petroperú, en su cruce por el río Pastaza, en el distrito de Andoas, y tras varios días de protesta en las comunidades quechuas afectadas, una comisión de la petrolera y el Estado llegó a la comunidad Nuevo Andoas para dialogar con la población.

El diálogo se desarrolló el 8 y 9 de junio, entre las autoridades comunales, la federación indígena Fediquep y la comisión, liderada por Eleonora León, subgerente de relaciones comunitarias de Petroperú y representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros.

La comisión llegó además con funcionarios de la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) del Ministerio de Salud para evaluar las condiciones del agua en la zona. También, una brigada contratada por la empresa arribó a Andoas para iniciar evaluaciones y atenciones médicas, así como la entrega de medicinas.

34873853_2046434972343528_1573276104259534848_n

Asamblea que dio el marco al diálogo con Petroperú

Durante de dos días de diálogo en el local comunal las críticas y expresiones de indignación hacia la empresa fueron intensas.

“La empresa Petroperú ha tenido décadas para mejorar las condiciones del ducto y no lo han hecho. Ahora, ni siquiera se quieren hacer responsables y culpan a las lluvias del Ecuador por el derrame”, expresó el Teniente Gobernador de Nuevo Andoas, Jhony Díaz Saavedra.

Por su parte, la comunera de Nuevo Andoas Elorita Piña Tapayuri, expresó su frustración ante la incapacidad de toma de decisiones de los relacionistas comunitarios de la empresa que no facilitaron la atención inmediata y adecuada durante la emergencia:

“El problema que ha habido es que estas personas de responsabilidad social no prestan garantías porque ellos no son los que toman decisiones. Son 15 días que hemos tenido que estar sin agua”, expresó.

Ante ello, Petroperú manifestó el compromiso de entregar de forma inmediata 14 mil 500 cajas de agua (de 20 litros cada una) para las familias afectadas; se comprometió además a que esta atención se extenderá de forma reiterada durante lo próximos noventa días. La empresa se comprometió además a atender con alimentos a la población afectada, previa identificación de las necesidades de las familias afectadas con las autoridades comunales.

Hasta el momento sólo han llegado a Nuevo Andoas 230 cajas. Se espera que el resto de cajas llegue el día lunes. Ese mismo día, una delegación conformada por Petroperú y la federación Fediquep recorrerá las comunidades para evaluar, determinar y registrar los posibles impactos producidos.

Entre los principales acuerdos se señala que el 17 de julio se reunirán, en la misma comunidad, Petroperú y las autoridades comunales “para iniciar el tratamiento del tema de la indemnización que exigen por los daños efectivamente ocasionados en el medio ambiente (río, animales, cochas, quebradas, chacras) asociados al derrame”.

Además la población exigió iniciar atenciones complementarias en proyectos productivos y educación. De tal forma se acordó implementar un programa de nivelación y reforzamiento educativo a 50 jóvenes de las comunidades que cursen el último año de educación básica regular.

Antecedentes

El derrame de petróleo en el Pastaza afectó las orillas de las comunidades de la zona, junto a chacras y fuentes de captación de agua para consumo humano. Ante ello, la población local que reclamaba con preocupación atenciones inmediatas y coordinación con ellos para las acciones de remediación; no encontraron en Petroperú una adecuada interlocución, lo cual provocó un conflicto.

La empresa tardó diez días en reconocer sus responsabilidades frente al hecho, luego de una inspección técnica en la tubería afectada que confirmó una “fisura” en el ducto, “hecho fortuito” del cual responsabilizan a la crecida del río Pastaza y “al crecimiento atípico de su caudal”. Tras quince días, recién se inicia la implementación concreta de atenciones en la zona.

Entre tanto, durante esos días de incertidumbre y movilización de la población afectada, representantes de las comunidades afectadas y su federación indígena FEDIQUEP, tuvieron que sostener una serie de diálogos en Lima con altas autoridades de la empresa e, incluso, el Primer Ministro César Villanueva; todo ello para conseguir un espacio de diálogo serio y respetuoso.

Para descargar el acta haz click en la imagen:

ActaPetroperuAndoas_pag1.jpeg

Acta de Acuerdo entre comunidades y Petroperú

Compartir