derrame_trompeterillo_junio2012
Nuevo derrame y negligencia de Pluspetrol en el mantenimiento del oleoducto
8 abril, 2013

PUINAMUDT, 8/4/2013.- Un nuevo derrame de aproximadamente 350 barriles de petróleo se suma a las recientes denuncias sobre las malas prácticas ambientales de Pluspetrol y la declaratoria de emergencia ambiental en el Pastaza. Según versiones de la empresa, el derrame fue ocasionado por actos vandálicos contra el oleoducto. Sin embargo, luego de evidenciarse la poca …

PUINAMUDT, 8/4/2013.- Un nuevo derrame de aproximadamente 350 barriles de petróleo se suma a las recientes denuncias sobre las malas prácticas ambientales de Pluspetrol y la declaratoria de emergencia ambiental en el Pastaza. Según versiones de la empresa, el derrame fue ocasionado por actos vandálicos contra el oleoducto.

Sin embargo, luego de evidenciarse la poca responsabilidad ambiental de Pluspetrol en sus lotes de producción, no se descarta que la empresa pudiera utilizar el reciente derrame para liberarse en algo de las responsabilidades por la contaminación petrolera en Loreto.

Monitores ambientales indígenas de FECONACO, afirman que al llegar al punto del derrame, el ducto ya se encontraba con una grapa de reparación, precario sistema utilizado para “parchar” la tubería.

El derrame en mención ocurrió hace pocos días en el distrito de Trompeteros, en una parte del recorrido de los oleoductos de Capirona – Corrientes  y  Chambira – Corrientes, en el Lote 8, al norte de Loreto.

Contraste de cifras

Según la reciente información de un medio nacional, entre 2011 y 2012, Pluspetrol denunció un total de 12 actos vandálicos contra el oleoducto en el ámbito de  sus actividades. Esto ha llevado a que en diferentes ocasiones la empresa petrolera asegure, sesgadamente, que ese tipo de hechos sea la principal causa de derrames, tanto en el lote 8 como el 1AB.

Según información oficial de los programas de monitoreo ambiental indígena de FECONACO del río Corrientes, en el Lote 1AB y 8 se han identificado 119 derrames de petróleo en los último cinco años. Además, sólo en 2013, la FECONACO ha reconocido 3 derrames de crudo; mientras, en el alto Tigre, la FECONAT registra 2 derrames en lo que va del año.

El contraste de cifras permite apreciar una diferencia significativa en los niveles de responsabilidad de la contaminación. Pero además, otro componente que propiciaría la contaminación sería la negligencia de Pluspetrol frente el mantenimiento y las reparaciones de las tuberías del oleoducto, que datan de poco más de 40 años.

Negligencia de Pluspetrol

En abril de 2012, en una sesión del grupo de trabajo congresal que investigó la situación ambiental y social en las cuencas del Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón, los representantes de la Pluspetrol afirmaron que el sistema de tuberías que transportan el petróleo “tiene desperfectos”.

A la fecha, la empresa petrolera no ha implementado el sistema de reparación y mantenimiento de ductos, al cual se comprometió en el momento de adquirir la concesión del lote y hacerse cargo del sistema de tuberías que conforman el oleoducto en su ámbito de actividades.

En la misma reunión con congresistas, los representantes de la empresa precisaron además que habían implementado un plan de reparación de ductos que atendía sólo “prioridades”. Al respecto, en su momento los parlamentarios criticaron el sistema utilizado, pues este se aboca sólo a atender urgencias, mas no prevenirlas.

También en dicha reunión, cuando se les preguntó si el total de derrames es ocasionado por vandalismos, los representantes de Pluspetrol precisaron que estos “no constituyen el universo de derrames”.

 

 

Compartir