jose olaya_autoridades
Ministro del Ambiente, Presidente Regional y Congresistas visitan cuenca del Pastaza y Corrientes
29 abril, 2013

nuevoandoas_asambleaAnuncian modificatoria de resolución de emergencia ambiental y supervisan investigaciones ambientales

PUINAMUDT, 28/04/2013.- “Hermanos, hermanas creo que a veces el Estado tiene que detenerse para disculparse”, dijo el ministro Manuel Pulgar-Vidal ante la asamblea quechua, en el Pastaza, durante su discurso de despedida. Luego continúo, “nadie en el Perú se merece vivir en malas condiciones, y demorarse cuarenta años merece que se les den a todos ustedes una disculpa, porque las condiciones ambientales son esenciales para que sus hijos e hijas nazcan sanos”.

Durante dos días, el Ministro del Ambiente, el presidente regional de Loreto, tres parlamentarios y diversos funcionarios estuvieron presentes en la cuenca del Pastaza, en el marco de la Declaratoria de Emergencia Ambiental y en la cuenca del Corrientes, supervisando las nuevas investigaciones ambientales, tras cuatro décadas de actividad y contaminación petrolera en sus territorios, en el lote 1AB y 8 donde actualmente opera la empresa Pluspetrol, al norte de Loreto.

La reunión con los quechuas del Pastaza fue el 25 y 26 de abril, en Nuevo Andoas, y tuvo por objetivo exponer a apus, madres indígenas y comuneros las acciones de emergencia ambiental que realizará el Estado. La asamblea fue convocada por la Federación Indígena Quechua del Pastaza – FEDIQUEP y acompañaron el presidente de AIDESEP, Alberto Pizango, un representante de la organización regional indígena CORI-SL y la Defensoría del Pueblo.

Para el día 26, una comitiva integrada por el Ministro del Ambiente, el presidente del GOREL, los congresistas Marisol Pérez Tello, Verónika Mendoza y Norman Lewis, entre otros, se dirigieron hacia el Corrientes, donde un equipo técnico de OEFA, ANA, DIGESA y OSINERGMIN realizan un muestreo de puntos de contaminación en coordinación con la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes – FECONACO.

MODIFICARÁN DECLARATORIA DE EMERGENCIA AMBIENTAL

En Nuevo Andoas, el Ministro realizó anuncios importantes. En primer lugar, señaló que en los próximos días se realizará la modificatoria de la RM Nº 094-2013-MINAM que declara en emergencia ambiental en el Pastaza. El motivo de esto es incluir acciones concretas que aborden los problemas de seguridad alimentaria en la zona. Esta modificación surge luego de que FEDIQUEP la solicitará de manera expresa en un documento del 15 de abril.
Además, el ministro Manuel Pulgar-Vidal se comprometió a que, si el tiempo de 90 días no es suficiente para implementar el plan de acción de la emergencia ambiental, se hará una prórroga de la misma. Por otro lado, precisó que la emergencia se aplica a todas las comunidades que se encuentran en el Pastaza.

Más de un ciento de quechuas escuchaban las intervenciones de las autoridades del ejecutivo, el legislativo y el gobierno regional. Precisamente, uno de los primeros reclamos estuvo referido a los nivele de coordinación entre el gobierno central y el regional. “Siempre será bueno que nos digan donde no hay un nivel de coordinación”, señaló el ministro.
Por otro lado, una gran preocupación de la asamblea fue al acceso al agua limpia. Al respecto, se informó que en el corto plazo, la Dirección General de Salud – DIGESA ya ha entregado kits de agua para las familias de las comunidades; posteriormente, el GOREL implementará unas plantas de tratamiento de aguas y, finalmente, el Ministerio de Vivienda implementará la infraestructura necesaria para garantizar un acceso a agua limpia.

Las actividades de emergencia se fueron exponiendo; sin embargo, en el pleno permanecía un clima de desconfianza y expectativa tras los múltiples anuncios. Ante esto, la congresista Marisol Pérez Tello recalcó la necesidad de mantener la confianza en este proceso y que es un logro muy importante de las federaciones de la FEDIQUEOP, FECONACO, FECONAT y ACODECOSPAT.

Durante el día 25, las autoridades del Estado visitaron puntos de contaminación en el Pastaza, cerca de la gran base petrolera de Pluspetrol. Las autoridades fueron guiadas por monitores ambientales indígenas de FEDIQUEP, quienes se dirigieron a un gran basural de chatarra en medio del monte, a pocos metros de la carretera. También estuvieron en una pequeña quebrada con crudo y una gran extensión de plantas crecidas sobre lo que podría ser una laguna de petróleo. El monitor indígena se untaba las manos con petróleo ante las autoridades.

“SI NO HAY REMEDIACIÓN, NO HAY CONSULTA PREVIA”

El día 26, mientras un equipo de técnicos continuaba en Nuevo Andoas el informe sobre el plan de acción de la emergencia ambiental, las máximas autoridades públicas se dirigieron por carretera hacia la cuenca del Corrientes. El primer destino fue la quebrada Pañayacu, donde hace unas semanas ocurrió un derrame de petróleo. También fueron a la planta petrolera Shiviyacu, donde en las cercanías se encuentra una laguna mal remediada y, finalmente, a la comunidad José Olaya.

Recibieron a las autoridades los apus y madres indígenas de la FECONACO, junto al equipo de monitores del programa de vigilancia ambiental y territorial indígena de la federación.
Los apus hablaron con claridad al Ministro. “Si no hay remediación de la contaminación, no hay consulta previa”, dijo un apu, mientras el monitor de la FECONACO mostraba con una vara la contaminación de las aguas de la cocha.

Por su parte la congresista Verónika Mendoza, luego de los visto en Pañayacu, se comprometió que desde su despacho hará las gestiones para que Pluspetrol esclarezca la situación del sistema de ductos y que, frente a su mal estado tras casi 40 años de uso, las tuberías sean cambiadas.

Ya en la comunidad José Olaya. El presidente del GOREL, Iván Vásquez Valera, valoró el trabajo que se está haciendo, señalando que “es a favor de la verdad, una verdad que estuvo oculta durante muchos años”. En ese momento, apus y madres indígenas ofrecieron un presente a las autoridades, entregándoles unas coronas y mokawas achuares, expresándoles la esperanza que depositan en ellos y las necesidad de justicia y respeto que se les debe.

Fue sensación común entre autoridades e indígenas saberse en un momento histórico. Como nunca antes, diversos representantes del Estado estuvieron presentes en territorio indígena del Pastaza y Corrientes para atender graves problemas derivados de la actividad petrolera en la zona. Aún hay mucho por hacer, pues la expectativa es grande luego de una gran ausencia del Estado, muchos derechos vulnerados e impunidad ambiental.

 

 

Compartir