info fediquep saludenriesgo
Los riesgos en la salud de los quechuas del Pastaza frente a la contaminación
6 marzo, 2013
Foto 3 shanshococha congresistas

Laguna Shanshococha, en mayo de 2012.

PUINAMUDT, 06/03/2013.- En recientes reportes públicos, diferentes instituciones ambientales del Estado informaron de altos niveles de contaminación en la cuenca del Pastaza, donde se ubica el viejo lote 1AB. Esta situación crítica en el ambiente del territorio ancestral quechua, ocasiona una serie de riesgos en la salud en los comuneros y comuneras de la zona.

Por medio de una infografía, la Federación Indígena Quechua del Pastaza – FEDIQUEP y la plataforma Pueblos Indígenas Amazónicos en Defensa de sus Territorios – PUINAMUDT identifican los principales riesgos en la salud a los cuales están expuestos los quechuas, luego de conocerse cuales son los elementos orgánicos e inorgánicos contaminantes.

Según entidades internacionales especializadas, la proliferación de dichos elementos derivados de la actividad de extracción de hidrocarburos es un peligro latente. Entre otros se encuentran el Bario, Mercurio, Arsénico, los Hidrocarburos Totales de Petróleo y los Hidrocarburos Policíclicos Aromáticos. Los males que estos originan son múltiples: desde irritaciones, cefaleas, somnolencia o nauseas, a daños al sistema nervioso o respiratorio.

También, hay casos que pueden generar afectaciones en las mujeres gestantes y fetos, problemas de aprendizaje o fertilidad. En situaciones más graves incluso produce riesgos de cáncer o muerte.

La FEDIQUEP, ha solicitado a las autoridades respectivas la inmediata declaratoria de Emergencia Ambiental en la zona. Este pedido aún está siendo evaluado por la comisión multisectorial que realiza los diagnósticos socioambientales en la cuenca.

En los próximos días de marzo, la FEDIQUEP realizará una asamblea de comunidades. Ahí se informará a sobre la situación ambiental actual y se adoptarán algunas medidas para afrontar el problema. Asimismo, la federación ha invitado a dicha asamblea a las autoridades ambientales del Estado.

 

 

Compartir