feconacolimaagosto
Apus del Corrientes se encuentran en Lima y preparan reuniones con autoridades ambientales
9 agosto, 2013

PUINAMUDT, 10/08/2013.-El reciente diagnóstico público ambiental hecho en el Corrientes, ha reflejado además de altos niveles de contaminación petrolera, grandes amenazas a la integridad y derechos fundamentales de las comunidades. Por ello, 13 apus y madres indígenas de la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes – FECONACO, se encuentran en Lima sosteniendo una agenda de …

PUINAMUDT, 10/08/2013.-El reciente diagnóstico público ambiental hecho en el Corrientes, ha reflejado además de altos niveles de contaminación petrolera, grandes amenazas a la integridad y derechos fundamentales de las comunidades.

Por ello, 13 apus y madres indígenas de la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes – FECONACO, se encuentran en Lima sosteniendo una agenda de reuniones con congresistas y autoridades ambientales; incluso, buscarían reunirse con el propio Ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal.

El objetivo en Lima es encontrar respuestas inmediatas del estado, las cuales hagan frente a la emergencia actual de la zona. La delegación achuar en Lima agrupa a las comunidades Belén de Platanoyacu, Sauki, Nueva Jerusalén, Pampa hermosa, Pucacuro, José Olaya y Antioquía, todas del alto Corrientes.

Según las principales víctimas de la crisis ambiental en la cuenca del Corrientes, las pruebas de contaminación relacionadas con hidrocarburos y metales pesados en aguas, suelos, peces y en la misma población achuar, han sido muchas durante varios años. Esta grave situación, reiterada además, traería como consecuencia una larga serie de derechos vulnerados vinculados a muchas dimensiones de su propia vida en las Amazonía.

No son sólo aguas y suelos contaminados

Según la investigadora Tami Okamoto, “para el caso específico de los pueblos indígenas amazónicos, el territorio es el soporte de su cultura, gobernanza y sobrevivencia”. En tal sentido “el impacto de las actividades de hidrocarburos no se relaciona únicamente con las pérdidas o deterioro de los ecosistemas, sino que también afecta de manera integral las formas propias de vida.”.

Según la especialista, los impactos generados por la actividad petrolera y los contaminantes encontrados en los cuerpos de agua y suelos “repercuten en la forma de vida entera del pueblo” y agrega que con ese tipo de hechos “se ponen en riesgo prácticas como la caza y pesca, que son actividades integrales en las cosmovisiones y, por ende, en la sobrevivencia de los achuar”.

A continuación el comentario “Importancia del agua y el territorio para los PPII”, de la investigadora Tami Okamoto, a propósito de la última evaluación ambiental de suelos, aguas y sedimentos en la cuenca del Corrientes.

Importancia del agua y el territorio para los PPII

El actual diagnóstico ambiental en el territorio del pueblo achuar del Corrientes refleja fuertes amenazas a la integridad y derechos fundamentales de los pueblos indígenas; todos ellos derechos vulnerados que se vinculan a la afectación de distintas dimensiones del territorio.

Para el caso especifico de los pueblos indígenas amazónicos, tal como han señalado reiteradamente investigadores como Chirif, García Hierro, Barclay, entre otros, el territorio es el soporte de su cultura, gobernanza y sobrevivencia. En tal sentido, el impacto de las actividades de hidrocarburos no se relaciona únicamente con las pérdidas o deterioro de los ecosistemas, sino que también afecta de manera integral las formas propias de vida.

Entre los impactos generados por la intervención de la actividad petrolera, los distintos contaminantes encontrados en los cuerpos de agua del territorio achuar repercuten en la forma de vida entera del pueblo. Esto es así para tanto para las fuentes principales de alimentación (especialmente de proteínas, como peces y carne de monte que dependen de los ríos, quebradas y cochas), como en su cultura, organización y espiritualidad.

Por ejemplo, existen sitios contaminados cuyo daño difícilmente se podrá mitigar mediante prácticas de remediación; es decir, la población tendrá que dejar de hacer uso de esos cuerpos de agua de manera permanente. De esta manera se ponen en riesgo prácticas como la caza y pesca, que son actividades integrales en las cosmovisiones y, por ende, en la sobrevivencia de los achuar.

En suma, los impactos en el territorio han (y continúan) originando múltiples daños, poniendo en peligro incluso la propia existencia de los pueblos indígenas.

 

 

Compartir