apus
Apus de los ríos Pastaza, Tigre y Marañón exigen atención inmediata a autoridades públicas en Lima
21 abril, 2014

PUINAMUDT, 21/04/2014.- Los presidentes indígenas de las federaciones FEDIQUEP, FECONAT y ACODECOSPAT llegaron a Lima para exigir atenciones inmediatas del Estado en las comunidades y territorios afectados por la comprobada contaminación petrolera. Luego del fracaso de las Emergencias Ambientales en las cuencas del Pastaza y Tigre, y ante la incertidumbre del accionar del Estado en …

PUINAMUDT, 21/04/2014.- Los presidentes indígenas de las federaciones FEDIQUEP, FECONAT y ACODECOSPAT llegaron a Lima para exigir atenciones inmediatas del Estado en las comunidades y territorios afectados por la comprobada contaminación petrolera.

Luego del fracaso de las Emergencias Ambientales en las cuencas del Pastaza y Tigre, y ante la incertidumbre del accionar del Estado en la cuenca del Marañón, los apus han planificado una agenda de reuniones con congresistas, representantes del ejecutivo e instituciones aliadas.

La grave situación de contaminación petrolera en las cuencas del Pastaza, Tigre y Marañón, producto de las actividades en los Lotes 1AB y 8 desde inicios de los años setentas, fue reportada oficialmente por el Estado peruana durante el año 2013 e incios de 2014, producto de evaluaciones ambientales dirigidas por el Ministerio del Ambiente – MINAM.

Como han denunciado las federaciones en reiteradas ocasiones, las consecuencias de esta contaminación alcanzan no sólo aspectos ambientales sino, principalmente, la salud de las comunidades. Los pobladores quechas, kichwas y kukamas de la zona se alimentan y beben de fuentes ubicadas en probados sitios de contaminación.

Una de las exigencias de los dirigentes indígenas es la evaluación toxicológica y epidemiológica a la población de sus comunidades, así como medidas concretas de salvaguarda para la salud, como el acceso a agua apta para el consumo humano y alimentos seguros. Este pedido es compartido por otras instituciones como la Defensoría del Pueblo, el Vicariato Apostólico de Iquitos, entre otros.

En  un reciente documento del abogado Juan Carlos Ruíz Molleda (IDL), él señala “no solo hay que proteger el medio ambiente, la vida y la salud también hay proteger”. Precisando: “no solo está comprometido el derecho a la salud, sino el derecho fundamental a la vida”.

 

 

Compartir